DÍA 21 Ámate a ti mismo ahora


A través del trabajo del espejo descubres
que eres perfecto tal como eres y que amarte
a ti mismo puede curar todos los problemas.

 ¡Felicidades, queridos míos! Éste es el último día de la aventura del trabajo del espejo. Este trabajo os ha acercado a descubrir uno de los grandes tesoros de vuestra vida: el don de amarse a uno mismo.
No ha sido un viaje fácil, lo sé. Habrás encontrado más de un bache y tropezado con más de un obstáculo por el camino, pero has seguido hasta el final. ¡Estoy muy orgullosa de ti!
 En el transcurso de este viaje, has estado utilizando el trabajo del espejo para que te ayudara a revisar tu monólogo interior, acallar a tu crítico interno, perdonar a quienes te han herido, dejar atrás los miedos del pasado y liberarte de antiguas creencias y patrones de pensamiento negativos. Con ello has accedido a la mina de valiosos tesoros que hay en tu interior.
 Deseo que recuerdes siempre que hay algo que cura todos los problemas y es amarte a ti mismo. Cuando empieces a amarte más cada día, te sorprenderás al ver cómo mejora tu vida. Te sentirás mejor. Conseguirás el trabajo que deseas. Tendrás el dinero que necesitas. Mejorarán tus relaciones, y las negativas desaparecerán y serán sustituidas por otras nuevas.
Aunque ya has completado este curso, el trabajo del espejo es sólo el principio. Es algo que has de practicar todos los días. Es muy probable que en el trayecto encuentres baches y algún que otro desvío. Pero estarás preparado para afrontarlo. Podrás sobreponerte, te mirarás en el espejo y te recordarás que mereces amarte. Eres perfecto tal como eres. Te mereces todo lo bueno que puede ofrecerte la vida. Eres un imán para los milagros.
Lleva encima un espejito. Recuerda a la persona maravillosa que te está mirando que la amas con todo tu corazón.
 Afirma: Cuando expreso mi amor hacia mí mismo y hacia todas las personas con las que me relaciono, ¡ese amor vuelve directamente a mí!
 En mi Epílogo (página 177), te dejo con la lista de las 12 maneras de amarte a ti mismo. Espero que te sirvan de recordatorio del buen trabajo que has hecho durante estas tres semanas. Y recuerda: ¡Te quiero!

Ejercicio del Trabajo del Espejo para el día 21

1. Ve al espejo y mira a la persona maravillosa que te está mirando. Levanta los brazos y date una gran ovación por haber terminado este curso. Repite estas afirmaciones: Te amo, cariño. Te amo de todo corazón. ¡Lo has conseguido! Has completado este curso. Estoy muy orgulloso de ti. Puedes hacer lo que te propongas.
 2. Tómate tu tiempo para expresar tu gratitud por todo el trabajo que has realizado. Repite estas afirmaciones: Gracias por estar ahí. Gracias por estar abierto a aprender algo nuevo. Te amo de todo corazón.
3. Comprométete a seguir practicando el juego del espejo. Di: Te veo mañana, belleza. Trataremos otras áreas que me gustaría cambiar. Te quiero. Mereces que te amen. Te mereces lo mejor.

El poder está dentro de ti:
Tu ejercicio del diario para el día 21

         1. Revisa tu diario desde el principio del curso. Revisa cada lección y felicítate por todo el trabajo que has hecho.
 2. Anota cuáles son las áreas en las que más progresos has hecho. Anota algunas de las áreas problemáticas que podrías seguir trabajando.  
3. Vuelve atrás y repite las lecciones en las que notaste que necesitabas más ayuda de tu espejo.
4. Si quieres, puedes compartir tus comentarios sobre este curso en mi página de Facebook www.facebook.com/louiselhay.
5. ¡Ahora sal a jugar con tu niño interior!

Tu pensamiento del corazón para el día 21:
Todos formamos parte de una totalidad armoniosa

 Recuerda: formas parte de una comunidad de personas de todo el planeta que están trabajando para hacer que el mundo sea mejor. Hemos venido en esta época porque hemos de aprender los unos de los otros. Es seguro aprender a amarnos a nosotros mismos, así podremos beneficiarnos y crecer con esta experiencia. Elegimos trabajar juntos para crear armonía en nuestras relaciones y en todas las áreas de nuestra vida.
 La acción divina correcta nos guía en todo momento. Decimos las palabras correctas en el momento oportuno, a lo cual siempre sigue la acción correcta. Cada persona forma parte de una totalidad armoniosa.
 Cuando trabajamos juntos con alegría se produce una mezcla de energías divinas que nos apoyan y animan de formas productivas y satisfactorias. Estamos sanos, somos felices, amables, alegres, respetuosos, solidarios y estamos en paz con nosotros mismos y con los demás. ¡Qué así sea y así es!

Tu meditación para el día 21: Un mundo seguro
(http://www.amabook.es/Dia-21.mp3)


 Hemos tratado muchos temas en estos 21 días. Hemos hablado de cosas negativas y positivas, de nuestros miedos y frustraciones. Muchas personas todavía no tienen la suficiente confianza en sí mismas para cuidarse y se sienten solas y perdidas. Sin embargo, este tiempo en que hemos estado trabajando en nosotros mismos nos hemos dado cuenta de que nuestra vida está cambiando. Muchos de los problemas del pasado han dejado de serlo. Las situaciones no cambian de la noche a la mañana, pero si  perseveramos y somos coherentes, nos sucederán cosas positivas. Compartamos nuestra energía y nuestro amor con los demás. Recuerda que cuando das desde el corazón, también recibes desde otros corazones. Abramos nuestro corazón para que pueda acoger a todas las personas con amor, comprensión e interés. Extendamos ese amor a las personas que viven en la calle y que no tienen donde ir. 

Compartamos nuestro amor con quienes están enfadados, asustados o sufren. Enviemos amor a las personas que están en proceso de abandonar el planeta y a aquellas que ya lo han hecho.

Comparte tu amor con todo el mundo, tanto si lo aceptan como si no. Contén al planeta entero en tu corazón: animales, vegetación y seres humanos. Las personas con las que estamos enfadadas o que nos han frustrado. Las que no hacen las cosas a nuestra manera. Y las que, según nosotros, obran mal, incluyámoslas también en nuestro corazón, para que al sentirse seguras puedan empezar a reconocer su verdadera identidad.

Visualiza que la paz inunda todo el planeta. Ten la certeza de que en este momento estás contribuyendo a esa paz. Alégrate de tener la capacidad para hacer algo positivo y útil. Reconoce lo maravilloso que eres. Sé consciente de que ésta es tu verdad. ¡Y así es!


No hay comentarios:

Publicar un comentario