DÍA 19 Vive tu actitud de gratitud


Hoy lo dedicarás a darle las gracias a la vida
por todos los regalos que te hace y aprenderás
a vivir todos los días con una actitud de gratitud.

 ¿Sabías que la prosperidad y la gratitud son inseparables? Siempre doy las gracias por sentirme unida y respaldada por la Sabiduría y el Poder Universales. He observado que al Universo le gusta la gratitud. Cuanto más agradecido eres, más cosas buenas recibes. Al decir cosas buenas, no me estoy refiriendo sólo a cosas materiales. Me refiero a todas las personas, los lugares y experiencias que hacen que la vida valga tanto la pena vivirla.
¿Sabes lo bien que te sientes cuando tu vida se llena de amor, alegría, salud y creatividad, y además se te ponen los semáforos en verde y encuentras aparcamiento? Así es como se supone que hemos de vivir y como podría ser nuestra vida si fuéramos agradecidos. El Universo es generoso, un dador de abundancia, y le gusta que lo reconozcamos.
 ¿Cómo te sientes cuando le haces un regalo a un amigo? Si la persona lo mira y frunce el entrecejo o dice: «No es mi estilo» o «Nunca llevaría una cosa así», se te quitarán las ganas de volver a hacerle un regalo a esa persona. Pero si sus ojos brillan de entusiasmo, está complacida y agradecida, cada vez que veas algo que sabes que le gusta querrás regalárselo.
Hace ya mucho tiempo que acepto todos los cumplidos y regalos con este pensamiento: Acepto esto con alegría, placer y gratitud. ¡Me he dado cuenta de que al Universo le encanta este pensamiento y siempre estoy recibiendo regalos extraordinarios!
Siéntete agradecido desde el momento en que te levantas por la mañana. Si empiezas el día diciendo: «Gracias cama, por la buena noche de descanso que me has proporcionado», con este comienzo es fácil pensar muchas otras cosas por las que estar agradecido. Cuando me he levantado de la cama, probablemente he manifestado mi agradecimiento a 80 o 100 personas, lugares, cosas y experiencias diferentes en mi vida.
 Por la noche, justo antes de irme a dormir, reviso mi día, lo bendigo y doy las gracias por todas las experiencias que he tenido, hasta las más difíciles. Si crees que has cometido un error o tomado una mala decisión, perdónate.
Da las gracias por todas las lecciones que has aprendido, incluso las dolorosas. Son pequeños tesoros que te han regalado. A medida que vayas aprendiendo de ellos tu vida irá cambiando para mejor. Alégrate cuando descubras un aspecto oscuro de ti. Esto significa que estás preparado para dejar atrás algo que te ha estado bloqueando. En ese momento puedes decir: Gracias por mostrarme esto, así puedo sanarlo y seguir creciendo.
 Hoy y todos los días dedica todos los momentos que puedas a dar las gracias por todas las cosas buenas de la vida. Si en estos momentos no te pasan demasiadas cosas buenas, esto mejorará. Si en tu vida reina la abundancia, también mejorará. Es una situación en la que no puedes perder. Eres feliz y el Universo es feliz. Esta actitud de gratitud aumenta con tu abundancia.
 Hoy, cuando te relaciones con otras personas, diles lo agradecido que estás por lo que han hecho. Díselo a los funcionarios, camareros, trabajadores de correos, empresarios, empleados, amigos, familiares y a personas desconocidas. ¡Contribuyamos a hacer que éste sea un mundo en el que todos demos y recibamos con agradecimiento!
 Afirma: Doy a la vida con alegría y la vida me lo devuelve con la misma alegría.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 19

1. Repite estas afirmaciones al despertarte por la mañana y abrir los ojos: Buenos días, cama. Estoy muy agradecido por la calidez y comodidad que me has dado. Querido [nombre], el día de hoy será una bendición. Todo está bien.
2. Dedica unos cuantos minutos más a relajarte en tu cama y a pensar en todas las cosas por las que puedes estar agradecido.  
3. Cuando estés listo para levantarte, ve al espejo del cuarto de baño. Mírate fijamente a los ojos con dulzura. Enumera todas las cosas por las que puedes estar agradecido. Dilas como afirmaciones: Estoy agradecido por mi bella sonrisa. Estoy agradecido por sentirme perfectamente sano hoy. Estoy agradecido por tener un trabajo al que puedo ir hoy. Estoy agradecido por los amigos con los que voy a quedar hoy.
4. Hoy, cada vez que pases por delante de un espejo, detente y di una afirmación por algo por lo que estés agradecido en ese momento.

El poder está dentro de ti:
Tu ejercicio del diario para el día 19

         1. Fomenta todos los días tu actitud de gratitud: empieza a escribir un diario de gratitud. Escribe al menos una cosa por la que puedas estar agradecido. Escribe una afirmación para cada cosa por la que estás agradecido para utilizarla en tu trabajo del espejo.
2. Lee historias inspiradoras sobre el poder de la gratitud. (Mi libro Gratitud: Dar las gracias por lo que tienes transformará tu vida, tiene contribuciones de 48 de las personas más inspiradoras que conozco y también puedes encontrar historias en An Attitude of Gratitude: 21 Life Lessons, de Keith D. Harrell.) Escribe una historia de gratitud inspiradora de tu propia experiencia o de alguien que conozcas.

Tu pensamiento del corazón para el día 19:
Doy y recibo regalos con amabilidad

 En lo más profundo de mi ser hay una fuente inagotable de gratitud. Ahora dejo que mi gratitud inunde mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi conciencia y mi propio ser. Irradio esta gratitud en todas direcciones y ésta alcanza todo aquello que forma parte de mi mundo y vuelve a mí dándome más razones para estar agradecido. Cuanta más gratitud siento, más consciente soy de que es una fuente inagotable.
 El reconocimiento y la aceptación son como poderosos imanes que atraen milagros en cada instante del día. Los cumplidos son dones de prosperidad. He aprendido a aceptarlos con amabilidad si alguien me los hace, le sonrío y le digo «Gracias».
El día de hoy es un regalo sagrado de la vida. Abro mis brazos de par en par para recibir toda la prosperidad que me ofrece el Universo. Estoy receptivo las veinticuatro horas del día.
 El Universo me apoya de todas las maneras posibles. Vivo en un Universo de amor, abundancia y armonía y doy las gracias. No obstante, hay momentos en la vida en los que el Universo nos da pero no estamos en situación de poder devolver nada. Recuerdo que hubo muchas personas que me ayudaron enormemente, en momentos en que jamás hubiera podido compensarlas. Más adelante, sin embargo, pude ayudar a los demás, y ésta es la dinámica de la vida. Me relajo y disfruto de la abundancia y de la gratitud de las que gozo en el presente.

Tu meditación para el día 19: Se ha hecho la luz
(http://www.amabook.es/Dia-19.mp3)


 Éste es un ejercicio para dos personas, por lo que tendrás que invitar a un amigo o pariente para que lo haga contigo.

Siéntate frente a frente con esa persona. Cogeos de las manos y miraos fijamente a los ojos. Respira profundo y deja ir todos tus temores. Vuelve a respirar profundo, libera todas tus críticas y ahora permítete estar con esa persona sin interferencias.

 Lo que ves en ella es un reflejo de ti, una proyección de lo que hay en tu interior. Todos somos uno. Respiramos el mismo aire. Bebemos la misma agua. Comemos los alimentos que proceden de la tierra. Tenemos los mismos deseos y necesidades. Todos compartimos deseos y necesidades. Todos queremos estar sanos. Todos queremos amar y ser amados. Todos queremos vivir cómoda y tranquilamente. Todos queremos prosperar. Todos queremos vivir satisfechos.

Mira a la persona que has elegido con amor y ábrete a recibir su amor. Recuerda que estás a salvo. Afirma que esa persona tenga una salud perfecta. Afirma que tenga buenas relaciones para que siempre esté rodeada de buenas personas. Afirma la prosperidad para que pueda vivir cómodamente. Afirma comodidad y seguridad para esa persona. Afirma todo esto siendo consciente de que todo lo que das vuelve a ti multiplicado, afirma lo mejor de todo para ella. Se lo merece. Visualiza a esa persona dispuesta a aceptarlo. ¡Y así es! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario