DÍA 17 Vive sin estrés


El estrés es una reacción de miedo a la vida y a sus
constantes cambios. Hoy aprenderás a dejar de estresarte.

 Por vuestras cartas y comentarios en mi perfil de Facebook, he podido observar que sois muchos los que estáis sometidos a un gran estrés en vuestra vida. ¿Sabéis por qué estáis tan estresados?
El estrés es una reacción de miedo a la vida y al inevitable cambio constante. La palabra estrés se ha convertido en una muletilla: la utilizamos como excusa para no responsabilizarnos de nuestros sentimientos, principalmente del miedo. Pero si equiparas estrés con miedo (y entiendes que en realidad el estrés es una reacción de miedo) podrás empezar a eliminar la necesidad de tener estrés.
Una persona relajada y tranquila no está asustada ni estresada. Si tienes estrés, pregúntate de qué tienes miedo. La mayoría de las personas tienen una larga lista de preocupaciones de carácter laboral, económico, familiar y de salud. Entonces tu preocupación será cómo eliminar el miedo y andar por la vida sintiéndote seguro. Puedes empezar por hacer tu trabajo del espejo y practicar afirmaciones positivas. Cuando lo hagas, podrás sustituir tus pensamientos negativos y restrictivos por pensamientos positivos que generen paz, alegría, armonía y una vida sin estrés.
Hay una expresión que me gusta mucho usar: la totalidad de las posibilidades. La aprendí de uno de mis primeros maestros en Nueva York. Esta expresión siempre supuso para mí un punto de partida para dejar que mi mente fuera más allá de lo que me parecía posible, mucho más allá de las creencias limitadas con las que fui educada.
De niña no entendía hasta qué punto no me merecía gran parte de las críticas que me hacían mis mayores. Era su reacción a un día estresante o decepcionante. Pero yo las aceptaba como buenas, y los pensamientos y creencias negativos que asumí como válidos se convirtieron en limitaciones que me condicionaron durante muchos años. Puede que no pareciera una persona difícil, tonta ni estúpida, pero te aseguro que me sentía así.
 La mayor parte de nuestras creencias respecto a la vida y a nosotros mismos se forman en torno a los cinco años. Puede que las ampliemos un poco cuando somos adolescentes y quizás un poco más cuando nos hacemos más mayores, pero después de esa edad los cambios que se producen no son muy significativos. Si te preguntara por qué guardas cierta creencia, lo más probable es que te remontaras a una decisión que tomaste de niño.
 Así que vivimos con las limitaciones de la conciencia de un niño de cinco años. Estas limitaciones suelen impedir que experimentemos y expresemos la totalidad de las posibilidades. Pensamos cosas como: No soy lo bastante inteligente. No soy una persona organizada. Estoy demasiado ocupado. No tengo suficiente tiempo. ¿Cuántos estáis dejando que vuestras creencias limitadoras os condicionen?
Tenéis la oportunidad de aceptar estas limitaciones o trascenderlas. Recuerda: las limitaciones que sientes sólo están en tu mente y nada tienen que ver con la realidad. Cuando sepas cómo deshacerte de tus creencias limitadoras y adentrarte en la totalidad de las posibilidades, descubrirás que eres lo bastante bueno, que tienes lo que hace falta, puedes manejar todo lo que se te presenta en la vida y tienes todo el tiempo que necesitas. También descubrirás que puedes reconocer las posibilidades y que eres capaz de hacer grandes cosas.
 Afirma: Cada día voy ganando más confianza en mí mismo y soy más hábil. Mis habilidades no tienen límites.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 17

1. Para este ejercicio me gustaría que empezaras sentándote en una silla cómoda con las manos sobre la falda y los pies bien apoyados sobre el suelo. Ahora cierra los ojos y respira lento y profundo tres veces. Inspira y espira despacio. Inspira, espira. Imagina que llevas un abrigo de tensión y de miedo. Imagina que te desabrochas los botones, que te quitas el abrigo de los hombros y dejas que vaya resbalando por tus brazos hasta aterrizar en el suelo. Siente que el miedo y la tensión salen de tu cuerpo. Siente que se relajan tus músculos. Deja que se relaje  todo tu cuerpo.
2. Ahora coge tu espejo de bolsillo y mírate fijamente a los ojos. Di: Libero todo mi miedo. Suelto toda la tensión. Estoy tranquilo. Mi derecho divino es vivir sin estrés. Sigue repitiendo estas afirmaciones una y otra vez.
3. Cierra los ojos y dedica unos minutos más a respirar profundamente. Repite estas afirmaciones: Creo en MÍ. Soy una persona capaz. Puedo hacerlo. Puedo afrontar todo lo que me suceda. Creo en mis posibilidades.
 4. Cada vez que te veas reflejado en el espejo en el día de hoy repite estas afirmaciones: Estoy tranquilo. Tengo todo el tiempo que necesito. Fluyo con la vida con facilidad y sin esfuerzo.

El poder está dentro de ti:
Tu ejercicio del diario para el día 17

         1. Cierra los ojos y retrocede hasta tu pasado. Visualízate como un niño de cinco años. ¿Dónde estás? ¿En la escuela? ¿En casa? ¿Qué es lo que te gusta hacer? ¿Cuál es tu visión del mundo? Abre los ojos y escribe lo que se te pase por la mente.
2. ¿Recuerdas alguna de las preocupaciones o creencias negativas que tenías a esa edad? ¿Recuerdas algún sentimiento que te hiciera sufrir? Anótalos todos.
3. Al lado de todas las creencias que has anotado en el paso 2, escribe las verdaderas razones de su existencia. Quizá tus padres habían tenido un mal día en su trabajo y te dijeron algo que no era cierto. Tal vez un amigo de la infancia que no se sentía querido decidió meterse contigo. Escribe todos tus pensamientos en tu diario.
 4. Haz una lista de todas las cosas que te causan estrés esta semana. ¿Tiene alguna de ellas relación con los pensamientos limitadores de la conciencia de cinco años? Dedica unos minutos a escribir tus pensamientos y reflexiones más íntimos.

Tu pensamiento del corazón para el día 17:
Experimento la totalidad de las posibilidades
en mi interior

¿Qué significa para ti la totalidad de las posibilidades? Interprétalo como trascender todas tus limitaciones. Deja que tu mente vaya más allá de pensamientos como: No se puede hacer. No funcionará. No hay suficiente tiempo. Hay demasiados obstáculos.
Recuerda cuántas veces has expresado estas limitaciones: No puedo hacer esto porque soy una mujer. No puedo hacer esto porque soy un hombre. No tengo lo que se necesita. Te aferras a las limitaciones porque son importantes para ti. Pero las limitaciones te impiden expresarte y experimentar la totalidad de las posibilidades. Cada vez que piensas No puedo, te estás autolimitando. ¿Estás dispuesto a trascender tus creencias actuales?

Tu meditación para el día 17:
Afirmaciones para una vida sin estrés
(http://www.amabook.es/Dia-17.mp3)


 Lo único que hacen los pensamientos negativos y el miedo es aumentar tu estrés. A continuación tienes algunas afirmaciones que puedes repetir dondequiera que estés (delante del espejo, en el coche, en tu mesa de trabajo) cuando empiecen a surgir pensamientos negativos:

Me libero de todos mis miedos y mis dudas, y mi vida se vuelve simple y fácil.

Creo para mí un mundo sin estrés.

Inspiro y espiro lentamente, relajándome más y más cada vez que respiro.

Soy una persona capaz y puedo afrontar todo lo que me sucede.

Estoy centrado, enfocado y cada día me siento más seguro.

Estoy a salvo expresando lo que siento.

Puedo conservar la calma en cualquier situación.

Confío en mí mismo para afrontar los problemas que surgen durante el día.

Me doy cuenta de que el estrés no es más que miedo.

Ahora me libero de todos mis miedos




No hay comentarios:

Publicar un comentario